viernes, 15 de julio de 2016

La Trappe Witte

La Trappe Witte

  Ficha de cata

  La Trappe Witte
  Estilo: Belgian White
  Ingredientes; agua, malta de trigo, malta de cebada, sirope de glucosa, lúpulo y levadura
  Grado alcohólico: 5,5%
  IBU's: 14
  Temperatura de servicio: 4-6ºC

  Precio: 2-3€

  Elaborada por: La Trappe Trappist

  Es una cerveza trapense única y excepcional ya que "La Trappe Witte" es la única cerveza trapense blanca del mundo.
  Cerveza de color rubio claro y turbio con una buena y consistente capa de espuma.
  En nariz se percibe un aroma a lúpulo floral y afrutado destacando los cítricos, el melocotón o el albaricoque. También se aprecian notas a especias como pimienta o clavo.
  En boca es ligeramente ácida y fresca debido al trigo, ideal para refrescar y calmar la sed como las otras cervezas de este estilo.  El postgusto es seco y ligeramente amargo.

  Como en otras cervezas de trigo, servir el contenido hasta que quede aproximadamente un centímetro de líquido removiendo a continuación la cerveza para desprender la levadura que quede en el fondo de la botella. Servir el resto en la copa para darle el toque turbio tan característico de este estilo.

   Segundo lugar en la European Beer Star en el estilo Belgian Witbier.

  Las cervezas trapenses La Trappe se elaboran desde 1884 en la fábrica de cerveza De Koningshoeven, en el terreno de la abadía cisterciense de Nuestra Señora de Koningshoeven.
  Todas son cervezas naturales siguiendo las recetas de los monjes.
  El origen de la fábrica se remonta a 1881 cuando en la localidad brabantina de Berkel-Enschot, los monjes trapenses franceses encontraron un lugar de retiro. Se trataba de un simple prado con unas cuantas casas de labranza y un redil para ovejas. El conjunto de casas recibió el nombre de Koningshoeven (que en holandés significa “las granjas del rey”) en honor a su anterior propietario, el rey Guillermo II. Los monjes necesitaban una fuente de ingresos para cubrir sus necesidades básicas y cumplir su compromiso de vivir dedicados a la caridad. Por eso decidieron empezar a producir cerveza. Hasta el día de hoy, entre los muros de esta abadía se siguen elaborando cervezas según las normas de los monjes trapenses.
  La fábrica de cerveza Bierbrouwerij De Koningshoeven es una de las pocas fábricas de cerveza trapense del mundo que puede utilizar la denominación de “Authentic Trappist Product” (producto trapense auténtico). La cerveza sólo es trapense cuando se fabrica en el interior de una abadía trapense, su producción es controlada por los monjes y una parte de los beneficios se destina a causas benéficas.