sábado, 12 de diciembre de 2015

Gulden Draak

Gulden Draak

  Ficha de cata

  Gulden Draak
  Estilo: Strong Ale
  Ingredientes: agua, malta de cebada, lúpulo, azúcar y levadura
  Grado alcohólico: 10,5%
  Temperatura de servicio: 8-10º

  Precio: 2-3€

  Elaborada por: Brouwerij Van Steenberge

  Se trata de una cerveza de alta fermentación. Para la refermentación en botella se utilizan levaduras de vino que le aportan su sabor único.
  Cerveza triple, tostada y compleja, con toques a malta torrefacta, caramelo y café. Con una espuma cremosa de color caramelo o avellana.
  Muy rica en boca con toques a chocolate, caramelo y alcohol. Postgusto amargo muy prolongado.
  Aroma a alcohol, maltas torrefactas y café.

  Una cerveza para degustarla en cualquier momento.
  Marida de manera excepcional con guisos y las típicas carbonnades flamencas (guiso de carne elaborado con cerveza).
  Le aporta también un delicado gusto a las salsas que acompañan a las carnes rojas como, por ejemplo, la salsa bordelesa.
  También se puede utilizar como cerveza de postre, sobre todo acompañada de chocolate negro.
  *Un consejo de la cervecera: sustituye el whisky en el café por esta cerveza o, también, acompáñala de Pas de Bleu (queso azul belga).

  Tiene una presentación excepcional: con fondo blanco y una banda negra que consigue que resalten tanto el dragón dorado como las letras rojas del nombre.
  ¿Sabías que la cerveza Gulden Draak recibe su nombre de la estatua dorada que decora la flecha del Beffroi (campanario) de Gante?
  Según la leyenda, un dragón dorado decoraba la proa del barco del rey noruego Sigrid Magnusson, que parte a las Cruzadas en 1111. Él, regala la estatua al emperador de Constantinopla con el fin de situarla en la cúpula de Santa Sofía.
  Cien años más tarde, Balduino IX, conde de Flandes, lleva el dragón a su país, que cae enseguida en manos de Brujas. En 1382, los habitantes de Gante cogen el dragón y lo sitúan en lo alto del campanario, lugar en el que se guardaban los fueros municipales, con el fin de que el dragón los protegiera y fuera, a la vez, símbolo de libertad y del poder de la ciudad.
  Un símbolo tan importante como este debía de tener una cerveza de una gran calidad. De la misma manera en que el dragón remata la parte más alta de la ciudad, la cerveza Gulden Draak está en lo más alto de las cervezas del mundo.

  Premiada con Medalla de Oro en 2013 en el Brussels Beer Challenge y con Medalla de Oro en 2014 en el World Beer Challenge.